¿Tortilla con qué?


La receta de la tortilla de patata es muy agradecida y admite casi cualquier ingrediente que le queramos añadir, no se trata de agregar todos los productos que nos podamos encontrar al abrir la nevera o la despensa pero existen multitud de combinaciones que pueden sorprender a nuestro paladar.

Hoy vamos a repasar algunas de estas combinaciones:

Con queso

El queso es el ingrediente que más suele gustar, tanto a los peques de la casa, como a los no tan peques. Y es que no hay nada como un buen queso cremoso fundido a fuego lento, el contraste de texturas del queso y la tortilla de patata blandita es ideal.

La mezcla entre el queso y los vegetales es perfecta, permite muchísimas propuestas como la tortilla de espinacas y queso, de calabacín, espárragos trigueros, ajos tiernos… pero si eres amante de los quesos más curados como el manchego, te recomiendo dejarlo como ingrediente único para no renunciar a la potencia del sabor.

Con embutido

Los diferentes embutidos son otra de las combinaciones que podemos añadir a la tortilla de patata como el jamón de york, el jamón serrano, las salchichas, el bacon, chorizo, fuet, morcilla…

Desde luego resulta un plato contundente, quizá mejor para la comida que para la cena, pero todo va en gustos.

Con vegetales

Cualquier vegetal combina deliciosamente con la tortilla de patata, guisantes, pimientos, calabacín, zanahoria, berenjena, espinacas, champiñones, setas, espárragos, judías verdes, brócoli, cebollino… sin olvidarnos de mencionar la receta tradicional con cebolla.

Además es una buena alternativa para que los niños puedan comer una pequeña cantidad de verduras de una forma oculta y sobre todo de una manera más divertida, y para ayudarnos podemos acompañarla de un puré o sopa de verduras, una ensalada, menestra…

Con pescado

A primera vista puede parecer una combinación extraña, pero cada vez vemos más la utilización del pescado o marisco en la realización de la tortilla de patata.

Las más conocida son: la tortilla de patata con palitos de cangrejo y mayonesa, con gambas o camarones, con salmón ahumado, con bacalao, con bonito, con atún, con sardinas, gulas, anchoas…


Todas estas combinaciones son recetas más “tradicionales”, pero existen ingredientes mucho
más originales y combinaciones sorprendentes para añadir a la tortilla y que deberiamos probar porque nos puede sorprender gratamente, como por ejemplo la tortilla de patata con paté, con sobrasada, con soja, con datiles, con manzana asada o caramelizada, con ajo negro… y no solo se puede innovar en los ingredientes sino también en la forma de cocinarla, por ejemplo existen versiones cocinadas con nuestra querida Coca-Cola o con cerveza.

Esperamos que os animéis a prepararlas mientras esperamos las tortillas de los participantes para este año 2016, y si le pilláis el punto, podéis participar con estas nuevas recetas en los concursos populares que acompañan a la ya no tan lejana Liga de la tortilla. ¡Suerte!

Comentarios

comentarios