AÚN MÁS SALUDABLE


Para todos aquellos que se propusieron a comienzo de año bajar esos kilitos de más o comer un poquito más sano, os traemos unas ideas para elaborar la tortilla de patata de una forma más saludable y así no quitarnos estos caprichos que nos alegran a todos. Recordar que una dieta no implica pasar hambre o dejar de tomar determinados alimentos, solo hay que aprender a cocinarlos de una forma mucho más saludable. La tortilla de patata es de por sí, un plato sano y completo por su alto contenido en grasas buenas, hidratos y proteínas.

La primera idea es dejar de freír las patatas, para lo que se utiliza mucha cantidad de aceite. Vamos a cocinar las patatas en el microondas, al vapor o asarlas al horno. Nuestra recomendación es que independientemente de la alternativa que escojas las patatas se cocinen enteras y con la piel, no te preocupes por la incertidumbre de saber si están hechas del todo pues puedes ir pinchando un cuchillo en el medio de la patata. Ten cuidado de no cocinarla demasiado, solo lo necesario para poder hacer láminas y no se quede puré. Esta idea de cocinar la patata entera nos permitirá retirar después la piel con mayor facilidad y no desaprovechar la patata.

Otra idea son consumir ingredientes saludables para hacer más especial nuestra tortilla. De este modo utilizaremos vegetales como los pimientos, la cebolla, el calabacín, las espinacas, la berenjena, los champiñones… otra buena opción es utilizar pescado como el salmón, atún, gambas, bacalao, palitos de cangrejo… o rellenarlas con carnes blancas como el pavo, el pollo…de este modo intentaremos evitar ingredientes como el chorizo, la morcilla, el jamón serrano… y  condimentar con mayonesa, ketchup, curry…

A pesar de no freír las patatas, es recomendable utilizar un chorrito de aceite para darle ese gusto especial cuando tengamos cortadas las patatas o cuando vayamos a cuajarla. Y , siempre que sea posible, por todos los beneficios que tiene para la salud, utilizaremos un buen aceite de oliva virgen extra.

Para cuajar la tortilla tenemos las mismas opciones que cuando cocinamos sus ingredientes, podemos utilizar la sartén, el horno o el microondas y así ayudarnos para darle ese color doradito que la convierte en algo verdaderamente irresistible. Simplemente ten precaución y usa recipientes aptos para altas temperaturas.

Como podéis ver son pequeños tips a tener en cuenta que nos permitirán disfrutar de todo su sabor sin todo ese exceso de grasa.

Ya solo me queda desearos… ¡Buen provecho!

Comentarios

comentarios